Nuestros mensajes para este mes

Los perros y gatos tienen oídos más sensibles que los nuestros por lo que el ruido producido por los juegos pirotécnicos es percibido con mucha más fuerza, provocándoles miedo, ansiedad, estrés y otras respuestas fisiológicas que pueden llegar a causar su muerte. Además, los explosivos liberan compuestos tóxicos, como el PM10, que afectan su sistema respiratorio. La ingesta de explosivos es un riesgo potencial, que podría generar la muerte inmediata del animal. También hay que considerar que otros animales de zonas urbanas, como las aves, también pueden resultar afectados por la pirotecnia.

@usfq_cociba
Fuente: Ética Animal

#DragonesPetFriendly #COCIBA #Navidad #DileNoALosJuegosPirotécnicos #PorUnaNavidadSinPirotecnia

Leave a Reply

Your email address will not be published.